menu principalpágina principal

Boletín 68

POSIBLE SOLUCION  EFECTIVA  PARA  LOS  GRANDES  PROBLEMAS SOCIALES DE LA HUMANIDAD


Para promover cambios efectivos y permanentes  en los grandes problemas sociales, es necesario primero  producir  cambios efectivos en las personas y  para que estos cambios tengan un resultado real y  permanente en la conducta de  un elevado porcentaje de la población, es necesario primero que el sistema educativo o algún tipo de organización, promueva una campaña muy especifica,  para  que cambie cada  persona individualmente.

Los cambios que deben hacer las personas en su conducta y comportamiento, para ser más éticos y morales, no se pueden trasmitir fácilmente de manera efectiva y permanente por medio de un sermón, en una clase hablada o a través de un libro.  No se consigue simplemente pregonando, que  cada persona debe ser mas respetuosa, cordial,  responsable, honesta y menos agresiva. Ni siquiera el  modelo de los individuos más éticos y morales, garantiza que el resto de la población seguirá su ejemplo. Los cambios los debe producir directamente cada persona por medio de un trabajo psicológico individual específico. Este tipo de trabajo es  muy antiguo  y ha sido recomendado siempre por los referentes más reconocidos de nuestra historia.


Esperar que las personas cumplan con los preceptos éticos, morales y de no agresividad, con solo enumerarlos, enseñarlos o recomendarlos, es una  esperanza muy infantil e ingenua, es  como pedirle peras al olmos o como intentar predicar en el desierto. Llevamos más de dos mil años  utilizando dicho sistema  y los resultados no son nada halagadores


No estoy  de acuerdo totalmente con la opinión que dice, que cada persona que cambia se convierte en un elemento  automático de contagio y es así como se podría producir el efecto multiplicador de transformación de toda la  sociedad.


No solamente pregonando que  debemos ser responsables y fieles a los principios éticos  y morales, es como se produce un verdadero cambio en los miembros de la sociedad, La enseñanza de los principios éticos, morales  y la necesidad de una educación  para que todos  cumplamos con las leyes y reglas establecidas, es  bueno,  pero debidamente acompañado de un método para qué, cada persona, produzca SU PROPIA TRANSFORMACIÓN de manera efectiva.


En ocaciones muchas  personas que conocen y enseñan los principios de ética,  moral y de honestidad, son los que menos cumplen con estos preceptos, el ejemplo lo podemos ver por todas parte, solo echemos un vistazo en  los grupos: religiosos, los pastores, los profesores, los padre de familia, los políticos, los gobernantes, otros. Todos ellos se encuentran dentro de  los grupos más cultos e indiscutiblemente son muy mal ejemplo  para los individuos menos  educados. 


Corrientemente hablamos de la importancia de tener conciencia, pero olvidamos lo que  es la verdadera conciencia.  Frecuentemente nos enfocamos solamente en la definición que dice que  la conciencia es el conocimiento exacto y real de algo o de cualquier cosa y  en cierta forma es correcto, sin embargo, si intentamos ser más exigentes en la definición de este concepto, es algo muy diferente. La conciencia es una experiencia,  una percepción  muy personal e íntima que una persona tiene sobre  si mismo, sobre su verdadero ser  existencial o ser interno y su vínculo  o relación que este tiene con  sus semejantes, que hace que cumplamos con todos los principios éticos y morales, incluso sin haberlos estudiado.


Los sabios y referentes mas famosos son dicen que la conciencia se debe despertar, se debe activar y también nos indican, que una  forma fácil de hacerlo es a través del desarrollo de la mente analítica (al final de este documento se encontrará un enlace que explica como se desarrolla la mente analítica).


Nos encanta engañarnos, pensando que somos muy éticos y morales y esa forma de pensar nos impulsa a enseñar a los demás dichos principios, pero en realidad si nos observamos, podremos descubrir que no lo somos. Nunca tendremos éxito en nuestro esfuerzo para que  los demás sean éticos, morales y no agresivos, si no comenzamos por cambiar realmente notros mismos y enseñamos a los demás como realmente cambiar.


El ser humano por lo general es mentiroso, mesquino y farsante, no solo  engaña a los demás sino que se engaña constantemente a si mismo y lo seguirá siendo en forma indefinida, hasta que comprenda las característica de su estructura psicológica y trate de modificarla por medio de la auto-observación consciente.


Cuando nos conviene apelamos a la necesidad de  ser éticos, morales y a la importancia de cumplir con las leyes y reglas establecidas, pero cuando nos toca serlo, no lo somos. Por eso Napoleón decía que: “los únicos virtuosos en este mundo son los que no han tenido la oportunidad de pecar”. Indiscutiblemente este famoso militar francés conocía muy bien la estructura psicológica o personalidad de los hombres.


Todos hacemos constantemente grandes esfuerzos por ser mejores, pero desafortunadamente siempre aparece de manera inesperada y sin entenderlo,  nuestra parte oscura y nos tornamos intolerantes, envidiosos, intrigantes y nos olvidamos totalmente de los preceptos éticos y morales aprendidos.


Por alguna razón, resulta muy real el refrán que dice que cada pueblo escoge el gobierno que se merece. Si la mayoría de los ciudadanos de un país es corrupta y deshonesta, escogerá a un gobernante  con iguales característica. Si por error un pueblo corrupto e inmoral, escoge a un gobernante honrado, moral, ético y respetuoso de las leyes, posiblemente intentaran  derrocarlo antes de que termine su mandato.


No cabe la menor duda de que muchos han logrado despertar activar su mente analítica, desarrollar el sentido de la auto-observación y producir cambios radicales en su conducta, pero lo hicieron en forma espontanea, sin saber como se produjo ese fenómeno en su persona y por lo tanto no saben como enseñar a los demás a producir dichos cambios . Como no tienen el conocimiento de un método especifico para que las personas puedan ir cambiando progresivamente,  no les queda otro remedio que utilizar el trillado sistema de solamente instruir sobre  la importancia y ventajas de ser éticos, morales, respetuosos y responsables.


Comprendemos que el trabajo para que  las personas despierten conciencia y activen su mente analítica es un trabajo de hormiga, pero en algún momento hay que empezar y las condiciones actuales de tecnología y comunicación del mundo moderno, son las más adecuadas para iniciar ese proceso.


Enlaces importantes


1-Como desarrollar la mente analítica, la mejor manera de comprender y resolver el problema de la  conducta del ser humano  HAGA UN LIC AQUÍ
2-Tonny de Mello, un extraordinario referente. Haga un clic en el siguiente enlace: Tony De Mello
3-Boletín # 14 Buenas noticias
4-Boletin # 67 Algunos referentes conocidos

5--Si le gustó este tema o investigación y desea contribuir voluntariamente,  con algunos costos de esta página Web.,  le invitamos a que vea el siguiente enlace. Haga un clic AQUI