encabezado

Índice

 

La viajera en el tiempo y el caso Hitler

Grupo Elron

 

Consulta canalizada por el Grupo Elron
Medium: Prof. Jorge Raúl Olguín
Interlocutor: Horacio Velmont
Entidad consultada: El maestro de luz Ruanel

Hitler, la viajera del tiempo y la paradoja temporal.

PREGUNTA.

Estimado profesor: He leído asombrado la verdad sobre el nacimiento de Hitler y origen del Nazismo, pero a pesar de que la historia me parece convincente, encuentro algo que no me cierra, y es lo siguiente; ¿Cómo pudo existir el Nazismo antes de que la viajera del tiempo se trasladara? Es decir, si la viajera del tiempo formaba parte de la historia de Hitler, ¿cómo podía existir esa historia antes de que ella viajara? Le agradezco su respuesta porque por más que le he dado vueltas no he encontrado la solución.
Andrés S.

RESPUESTA

Apreciado Andrés: Yo también descubrí esa contradicción y no la pude resolver. Es por eso que la pregunté en la sesión celebrada el 27/4/04, y la respuesta es bastante sorprendente, y por supuesto difícil de comprender:

Interlocutor: … El siguiente tema es algo que quedó pendiente sobre Hitler y la viajera del tiempo y que me mantuvo intrigado y no pude resolver: ¿Cómo es posible que en el año 2500 existiera el nazismoantes de que la viajera del tiempo que asesinó al bebé Hitler se trasladara?

Ruanel: Por una paradoja temporal.

Interlocutor: ¿Paradoja temporal? No entiendo…

Ruanel: Es muy simple… Voy a explicarlo con el ejemplo más conocido: suponte que tú viajas al 1800 y matas a tu abuelo antes de que se case con tu abuela y así impides que tu padre nazca. Al no nacer tú, automáticamente dejarías de existir…

Interlocutor: ¿Es así?

Ruanel: No, para nada. Tú sigues existiendo, ¿o piensas que vas a desaparecer en el aire como por arte de magia? Lo que estás creando en ese momento al matar a tu abuelo es un universo alterno donde tú ya no tienes vida, porque en tu universo tu abuelo siguió viviendo, tu abuelo se casó, tuvo a tu padre, etc. No es que viajas al pasado y al eliminar a un ascendiente tuyo tú dejas de existir. Tú estás existiendo, tú eres carne…

Interlocutor: ¿Pero qué es lo que pasó en el caso de Hitler?

Ruanel: Hay un universo alterno donde Hitler no existió… A veces las paradojas están por encima de las corrientes del tiempo. Si de repente esa viajera del tiempo se traslada para matar al bebé Hitler, es porque debía hacerlo para que la otra niñera hiciera el cambio y continuar una línea histórica donde se creaba el nazismo por medio de una persona llamada Adolf, después bautizado así por los padres de Hitler, y ese cambio de roles de bebés fue el clic inicial de que se formara posteriormente el nazismo.

¿Hasta aquí se entiende?

Interlocutor: Creo que sí… Mi cabeza está trabajando a todo vapor para comprender…

Ruanel: La pregunta paradójica es: ¿Cómo se puede formar el nazismo antes de que la viajera del tiempo se trasladara y matara al bebé Hitler?

Interlocutor: Yo pensé que la primera niñera había tenido un accidente en el que murió el bebé y ella entonces hizo el cambio, con la consecuencia de que la viajera del tiempo al matar al bebé no modificó nada, pero después me di cuenta que esto no encajaba porque la viajera hubiera matado al verdadero bebé Hitler creador del nazismo y entonces éste no habría surgido…

Ruanel: Hubo el cambio y a partir del cambio se produjo toda la historia del nazismo… Es una paradoja temporal que se llama “cinta sin fin”.

Interlocutor: Le aclaro que sigo confuso…

Ruanel: Es difícil incluso para mí explicarlo… ¿Cómo puede, 500 años después, saberse algo que aún no se había llevado a cabo?

Interlocutor: Sí, ésa es exactamente la cuestión.

Ruanel: ¿Cómo puede haber reflejo en el agua si aún no se tiró la piedra? Es como si yo estuviera en la orilla de un lago y viera que se forman unos círculos concéntricos sin que nadie haya tirado una piedra. Supongamos entonces que viajo 15 segundos antes de de que se formaran y tiro la piedra. Pero si yo no sabía que iba a tirar la piedra, ¿cómo estaba el reflejo primero?

Interlocutor: En este caso fue primero el reflejo y después la piedra…

Ruanel: Eso se llama, como ya dije, “cinta sin sin”. No hay una explicación para eso. ¿Se entiende la idea?

Interlocutor: Sí, la idea se entiende… Lo difícil es comprenderla en profundidad… Tendré que repensar todo con tranquilidad…

Ruanel: Ponlo de esta manera para entenderlo… Reitero el ejemplo anterior: Estoy en la orilla de un lago y veo círculos concéntricos que se van agrandando, pero no veo que alguien haya tirado una piedra. Entonces pienso: “¡Qué raro, veo círculos concéntricos y aquí nadie tiró una piedra!”.

Intrigado, tomo mi máquina del tiempo y viajo al pasado unos segundos antes y veo que no hay nadie en ese lugar, entonces pensativo tomo distraídamente una piedra del suelo y la tiro al agua… ¡Entonces fui yo quien hizo esos círculos concéntricos!

Interlocutor: Ahora capto la idea… ¡Realmente es sorprendente que algo así pueda suceder!

Ruanel: Bueno, eso es lo que sucedió en el caso de Hitler. Cuando repases el caso, no te pongas ansioso si no lo llegas a comprender del todo porque las cuestiones del tiempo son los temas más complicados que tratamos en las sesiones.

Interlocutor: Trataré… En este momento se me ocurre preguntarle respecto a cómo se sabe cuál es el universo alterno y cuál el original…

Ruanel: Para ti el universo original es éste, en el que estás viviendo, y para el otro el original será el otro.

Interlocutor: Según Eón los universos alternos no duran…

Ruanel: No, no duran porque se secan, pero eso no cambia las cosas.

Interlocutor: Entiendo…

Ruanel: El receptáculo está muy agotado…

Interlocutor: Entonces vamos a dejarlo descansar…

Ruanel: Un abrazo y mi Luz…

Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias.

Aquí terminaron los diálogos, y en lugar de dejarnos en paz, seguramente nos pasaremos mucho tiempo cavilando para comprender esta sorprendente paradoja…

Bienvenido al club. Un fuerte abrazo.