¿Cuál es realmente el propósito, objetivo o sentido de la vida?

 

En realidad es más simple de lo que parece. Básicamente o en términos generales es ser feliz y hacer feliz a lo demás, pero tratar de hacerlo CONSCIENTEMENTE. Las acciones básicas que se deben hacer conscientemente para ser feliz son:

1-No hacerle mal a nadie
2-Ayudar a todo el que se pueda
3-Contribuir a que todo a nuestro alrededor se mejor

¿Pero qué significa hacerlo conscientemente? Para dar respuesta a esta interrogante algunos referentes recomiendan analizar los siguientes puntos:

1-Hacernos conscientes de lo que realmente somos o quienes somos.
Si la mayoría de las personas aceptan que no solo tienen un cuerpo físico y un alma o mente, sino además un espíritu, con esta aceptación tendrán que concluir, que su espíritu es el elemento más importante  de todas las partes que conforman su existencia.

Mientras el espíritu no se haga auto consciente en el plano físico, no le sirve realmente a nadie: ni a Dios, ni a la creación,  ni a sus  semejantes, ni al cuerpo biológico donde está encarnado. Mientras la mente reactiva, los múltiples traumas y el ego sean los que predominen en un individuo, resulta imposible que el espíritu se haga auto-consciente.

2- Ser conscientes o hacernos autoconsciente significa Despertar.
Al hacernos consciente de los que realmente somos (ESPÍRITUS) entonces DESPERTAMOS. Al despertar comenzamos a darle valor a esa partícula divina, que llevamos dentro, que es el principio activo dador y sustentador de toda forma de vida. Al despertar se activa nuestro observador interior. Despertar significa activar nuestra mente analítica, ya que el observador interior es altamente analítico, para que sea nuestro fragmento divino  el que empiece a tener control de nuestra vida.

3-Despertar significa: Darnos la oportunidad de renacer en el más allá una vez que partamos de este mundo, el renacimiento en el más allá, no es una posibilidad automática o que se dará de hecho  HAY QUE GANARLA, para no perder la individualidad como espíritu independiente.

3-Experiencia individualizada. Como espíritus tenemos que hacernos conscientes de que podemos tener una experiencia individualizada, consciente separada del Eterno y  por lo tanto, que podemos participar de manera efectiva, directa y consciente en el desarrollo y perfeccionamiento de la creación.
 
4-Cumplir conscientemente con una serie de responsabilidades que nos han sido previamente asignadas.
Determinar cuál es la función o responsabilidad de cada espíritu en el proceso de desarrollo, perfeccionamiento y evolución de la creación. No es muy difícil conocer cuál es nuestra función en la vida, una vez que despertamos y activamos nuestra mente analítica.

5-Disfrutar conscientemente de la maravillosa experiencia de la vida, ya que la vida es para disfrutarla y no para sufrirla.
Uno de los actos de mayor magnificencia y perfección del Eterno es el de  invitar a todos los espíritus, que se separan o desprenden de EL, a participar y disfrutar de la gran fiesta de la creación de manera individualizada, otorgándonos al mismo tiempo el gran don del libre albedrío, para que seamos nosotros los que tomemos las riendas y todas la decisiones de manera independiente, en el proceso de mejoramiento o perfeccionamiento de la creación.

Nota:
 
1-El punto # 3 relacionado al renacimiento es verdaderamente importante y desde luego se debe explicar más ampliamente.

2-El siguiente  enlace que explica de otra manera que es el despertar. Además es importante examinar los diversos complementos que están al final de dicho documento entre los cuales esta los cuatro 4 pasos básicos para despertar..