<% sPage = "Login.asp" if Session("Usuario") = "" then response.redirect(sPage) end if %> Bienvenidos al sitio de Los Despiertos!
 

 

Afirmaciones y decretos positivos

Algunos opinan, que la palabra de un despierto podría tener un poder especial, ya que su Ser Interno activo, esta conectado o está en constante comunicación con su Yo Superior o Espíritu Maestro, por lo tanto, lo que diga verbal o mentalmente podría transformarse en realidad,

La verdad es que no hay ninguna magia ni poder sobrenatural en la palabra o en las afirmaciones de nadie en particular, ni en la palabra de un despierto. Lo que sucede, en el caso de los despiertos, es que al utilizar, afirmaciones y decretos positivos, se produce una permanente continuidad de propósitos, debido a que posee una estructura psicológica integrada, por lo tanto, tiene una energía y voluntad inquebrantable, para alcanzar objetivos y metas, que pueden influir en su cuerpo físico, su psiquis y sobre su entorno. Igual ocurre con algunas personas con una poderosa fuerza de voluntad.

Si una persona con una estructura psicológica fragmentada, puede obtener algunos beneficios gracias a las afirmaciones y decretos positivos, imagínenos lo que podría lograr conscientemente un Despierto. No es simplemente la palabra dicha mecácicamente la que produce el efecto que esperamos, si no, la afirmación dicha conscientemente.

Si el despierto pronuncia la afirmación conscientemente, o sea por medio de su mente analítica, estas actúan directamente sobre su Centro Magnético o su estructura psicológica integrada, perfeccionando el Despertar y desde luego impactando positivamente todo su organismo.

Recordemos que el centro magnético de un despierto esta comprometido directamente con uno de los principales objetivos de la existencia, el cual es colaborar con su Ser Interno para que pueda servir conscientemente al mejoramiento del plan general divino.

De manera un poco descriptiva se puede interpretar, que el centro magnético (CM) es el conjunto de agregados psicológicos con un alto nivel de vibración, que están integrados o al serlvicio del Ser Interno.

Una afirmación adecuada, concreta y conciente, repetida varias veces al día; dirigida al centro magnético (CM) puede tener la capacidad de provocar efectos positivos en el cuerpo físico, debido al elevado nivel de vibración y armonía del CM, además, esta afirmación puede repercutir favorables en las relaciones con nuestros semejantes.

Las afirmaciones pueden hacerse en voz alta o mentalmente, una o varias veces al día. Una sola afirmación consciente diaria podría provocar cambios de gran trascendencia en una persona.

Existe una gran variedad de afirmaciones y decretos positivos. Cada persona debe elegir o crear la afirmación más adecuada de acuerdo a su necesidad para: curarse, sentirse feliz, progresar en la vida, tener bienestar, ser útil en la vida, alcanzar un objetivo, otros, pero las de más valor, son la vinculadas al perfeccionamiento del Despertar o las relacionadas a la activación permanente de su Ser Interno.

Las afirmaciones deben ser breves y sencillas y expresadas en tiempo presente, con convicción y sentimiento para que queden grabadas firmemente en la psiquis.

Vamos a sugerir una afirmación recomendada por Samael Aun Weor, un despierto del siglo pasado: “NOSOTROS SOMOS FUERTES, SOMOS RICOS Y ESTAMOS LLENOS DE SURTE Y ARMONIA”. Esta afirmación va dirigida al centro magnético o sea al Ser Interno con los yoes integrados.

Inicialmente pronuncie esta afirmación conscientemente (o en estado recuerdo de sí) sin definir exactamente para que necesita tener fuerza, ser rico, tener surte y armonía. Posteriormente defina en una práctica de relajación y meditación, para qué desea ser fuerte, ser rico, tener suerte y armonía.

Otra afirmación de un enorme valor es la expresión, YO SOY, la cual se le atribuye incorrectamente al Conde Saint Germain. La expresión YO SOY va dirigida directamente al Ser Interno o sea al fragmento divinal que todos tenemos dentro. Cuando pronunciamos constantemente y con gran convicción la frase YO SOY, sintiéndonos que somos Dios hijo en acción, se produce una verdadera transformación interior.

Las afirmaciones y decretos positivos podrían estar emparentados estrechamente con la oración o el ruego. Son pocos los que ponen en tela de duda el gran valor de la oración, cuando son pronunciadas con sinceridad y con una intencionalidad específica. El Dios absoluto, ángeles y los Seres de luz siempre están atentos para ayudar, consolar y orientar a todo el que lo solicite concientemente.

Algunos sostienen que las afirmaciones y decretos positivos combinadas con la oración son dos ejercicios espirituales muy poderosos. Lo cierto es que si se generaliza, lo antes dicho tiene algo de subjetividad, ya que todo depende si se hacen las afirmaciones conscientemente.

Por lo general las oraciones o ruegos se realizan mecánicamente y con pocos resultados, durante un momento de reflexión, cuando visitamos un templo sagrado o religioso, a la hora de ir a la mesa, cuando vamos a dormir, cuando nos despertamos en la mañana, a la hora de salir de la casa, en cualquier momento de tribulación, temor y angustia, en fin en un momento específico del día, de la semana o cuando ocacionalmente nos acordamos.

Las oraciones regularmente van dirigidas a un ser espiritual externo y lejano como a un: santo, ángel, arcángel, una virgen, a un Dios del que a veces dudamos, al Jesús físico que murió en la cruz, otros. Sin embargo muy pocas veces van dirigidas al Yo Superior o Maestro Interno y este es un olvido o desconocimiento lamentable al momento de orar o pedir.

Por otro lado las afirmaciones y decretos positivos cuando son realizados conscientemente, o sea, directamente por el Ser Interno activo o la partícula divinal conciente, que llevamos dentro, estrechamente vinculado al maestro inerno, se pueden realizan en cualquier momento del día, independientemente de lo que estemos haciendo.

Es importante enfatizar, que para que las afirmaciones y decretos positivos tengan una mejor efectividad, deben tener en cuenta lo siguiente:

1-Se deben hacer en pleno Recuerdo de Sí, en mente analítica o en un estado de conciencia despierta y deben tener una intencionalidad específica.

2-Se deben solicitar peticiones realistas, de acuerdo a nuestra condición particular o al estatus de cada persona.

3-Es posible solicitar la superación de un situación karmàtica o experiencia desfavorable, pero de ello no habrá garantía, ya que dependerá de factores vinculados con el proceso evolutivo del Ser Interno.

3-Y finalmente no olvidarnos de la frase que dice: "A Dios rogando y con el mazo dando" es necesario actuar y trabajar para conseguir lo que aspiramos. También recordemos que para poder recibir se debe primero aprender a dar.

Enlaces:

-Aprenda a utilizar su mente analítica. Haga un clic AQUÍ

-Algo sorprendente, una canalización con El Eón, sobre la oración y los pedidos.Haga un clic AQUÍ.

-Si le gustó este tema o investigación y desea contribuir voluntariamente,  con algunos costos de esta página Web.,  le invitamos a que vea el siguiente enlace. Haga un clic AQUI

 

 

 
©2005 Seminarios Roycar