encabezado

menu principalpágina principal

Boletín # 93

Cuatro preguntas adicionales sobre la felicidad, formuladas por los simpatizantes de este sitio Web

Haga un clic en cada pregunta para obtener la respuesta

CONTENIDO

1 -¿Los malhechores, delincuentes y personas perversas pueden ser felices?
2-¿Pueden los donjuanes y libertinos-as sexuales ser felices?
3-¿Pueden ser felices  los homosexuales, lesbianas y afeminados?
4-¿Son los llamados Santos, pastores, religiosos y personas de una conducta ética y moral aparentemente muy elevada, ser más  felices que el resto de sus semejantes?

1 -¿Los malhechores, delincuentes y personas perversas pueden ser felices?

La principal causa de la conducta negativa  y actos aberrantes de algunos delincuentes y personas perversas, es  su desconexión total con su Ser Interno,  yo verdadero o espíritu, provocando finalmente la pérdida total de su auto estima espiritual y de su orgullo personal superior  interno.  Si a las personas normales, equilibradas y altruistas, les puede resultar difícil alcanzar niveles frecuentes y de una felicidad verdadera, a los delincuentes y malhechores les será más difícil aún.

Son innumerables las situaciones conflictivas y de peligro, por las que tienen que atravesar los delincuentes, malhechores y  perversos, algunas de ellas son: el odio se sus adversarios, la persecución de las  autoridades, las amenazas de prisión, los peligros e inseguridad permanente, los riesgos de venganza de sus enemigos, el miedo de ser capturados por la ley y finalmente el sufrimiento de la cárcel por varios años cuando son capturados, juzgados y condenados,

Por lo tanto repetimos, ante este panorama tan caótico, los delincuentes y perversos, podrán experimentos momentos muy fugaces de bienestar, satisfacción y una supuesta felicidad muy temporal, igual que cualquier persona,  pero con toda seguridad, el fantasma del  dolor, sufrimiento e infelicidad siempre les estará tocando la puerta de su casa de una manera impetuosa e inevitable.    VOLVER.  

2-¿Pueden los donjuanes y libertinos-as sexuales ser felices?

El tema del sexo siempre ha estado relacionado con uno de los grandes mitos de la historia del hombre. La antigua creencia religiosa de que es necesario  rechazar lo material y el placer, para obtener beneficios   espirituales, fue lo que dio origen a esa gran confusión. En términos generales se puede decir que el uso adecuado del sexo NO limita o impide el desarrollo espiritual y  tampoco en un impedimento para experimentar estados temporales de  bienestar y felicidad.

Debe tenerse en cuenta que tanto los donjuanes como los libertinos-as, no siempre están realizando actividades sexuales. Algunos pueden ser personas honestas, bonachonas  e incluso carismáticas y aunque el uso inadecuado del sexo puede tener sus consecuencias negativas, el desarrollo de otras  actividades, puede proporcionarles niveles de satisfacción, bienestar y felicidad. 

Como decía el gran filósofo griego Epicuro: “El fin de la vida humana es procurar el placer y evadir el dolor, pero siempre de una manera racional, evitando LOS EXCESOS, pues estos provocan un posterior sufrimiento. Los placeres del espíritu son superiores a los del  cuerpo, y ambos deben satisfacerse con inteligencia, procurando llegar a un estado de bienestar corporal y espiritual al que llamaba ATARAXIA”. VOLVER.  

3-¿Pueden ser felices  los homosexuales, lesbianas y afeminados?

Según los expertos,  las causas o el origen de la homosexualidad, no es uno solo, y alguna de las causas podría ser de tipo hormonal o  genético, por lo tanto, un gay no necesariamente es culpable de ser afeminado o de ser lo que es. Por consiguiente, los homosexuales y las lesbianas tienen todo el derecho a ser tan felices y espirituales como los heterosexuales e indiscutiblemente están en plena capacidad de experimentar, esporádicamente, diversos niveles de satisfacción, bienestar y felicidad. 

Lamentablemente los homosexuales tienen que hacerle frente a la  incomprensión,  predisposición, costumbres y reglas establecidas por la sociedad y las religiones. Toda la maraña de prejuicios e intolerancia en contra la homosexualidad, provoca un gran sufrimiento psicológico entre los homosexuales, ya que incluso los familiares de los mismo se contagian de la incomprensión y los rechazan por ser diferentes al resto de sus semejantes.

Como ya se dijo, el problema radica en que la característica homosexual  atenta contra las leyes de los hombres, de las religiones  y de las sociedades, no contra las leyes de Dios. El Supremo, El Eterno, es un ser de perfección, justicia y de amor, no se impone, no catiga, no tiene preferencias para con nadie, no rechaza ni condena a nadie por ser homosexual o lesbiana. Eso solo lo hacen los hombres imperfectos, intolerantes  y puritanos. Por lo tanto los homosexuales pueden estar en plena capacidad de experimentar incluso la felicidad verdadera a través de una meditación profunda o éxtasis espiritual.

Los homosexuales  igual que los heterosexuales pueden incurrir en excesos y conductas  irregulares  o abusivas y desde luego que ello les puede acarrear cierto sufrimiento, no solo físico sino además psicológico.     VOLVER.  

4-¿Son los llamados Santos, jerarcas o altos dirigentes religiosos, sacerdote, pastores y personas de una conducta ética y moral muy elevada, ser más  felices que el resto de sus semejantes?

Es importante aclarar, que muchos de los santos (No todos) y personas aparentemente perfectas y honorables, se encuentran más alejados de su Ser Interno  (o espíritu) que las personas comunes y corrientes. A pesar de todo ello los llamados Santos y personas altamente honorables, al igual que cualquier mortal, pueden experimentar frecuentes niveles de bienestar y felicidad.

Uno de los peores delitos de los religiosos, es inculcar a sus seguidores y feligreses la maléfica y aberrante blasfemia del castigo divino y que Dios es un juez estricto e implacable, que envía al infierno para a toda la eternidad a todo el que comete cualquier pecado. Esta absurda creencia se encuentra tan enraizada en la psiquis de algunos religiosos y personas con una elevada moral y ética, que tarde o temprano les provocará constantes niveles de infelicidad, sufrimiento, remordimiento y sentimiento de culpa, ya que frecuentemente tienen que hacerle frente a la incontrolable manifestación negativa de su propia mente o estructura psicológica. Recordemos las palaras de Jesús cuando dijo “El que está libre de culpa que tire la primera piedra”

El ser humano con gran facilidad  transfiere frecuentemente a los demás sus limitaciones e imperfecciones, pero el colmo de dicha capacidad absurda,  es cuando transfiere sus propias limitaciones e imperfecciones a Dios. El hombre por lo general considera, que en plano físico es necesario crear jueces estrictos, imparciales y a veces implacables, para garantizar la justicia entre los hombres. Posiblemente esa es una alternativa de conveniencia para el mundo físico, lo malo es que deducimos, que dicha capacidad nos las transfiere u otorga Dios, ya que ÉL (Dios) actúa de la misma manera en el más allá (por medio del ejemplo de la justicia divina).  El hombre haciendo una mala interpretación de la ley de correspondencia (tal como es arriba es abajo y viceversa) concluye brillantemente, que se desempeña exactamente como Dios lo hace.

Debemos recordar siempre que Dios, es un ser de: perfección, amor, justicia, equilibrio, no se impone, no domina, no controla, no castiga, no tiene preferencia para con nadie, ya que todos somos sus hijos. Todos los espíritus encarnados en un cuerpo físico son partícula divinales que han emanado de ÉL, Todos tienen las mismas características de la sustancia del ETERNO, por lo tanto todos los espíritus son casi inmortales (o sea que no pierden su individualida como espíritus, mientras exista el universo donde se encuentran) no pueden ser quemados por el fuego, atrevasados por una espada o heridos por las balas.

El espíritu que le da vida y sustenta la existencia de cada hombre o mujer, es una entidad supra-física (no material) que no tiene ninguno de los órganos que le permiten a un cuerpo físico experimentar los cinco sentidos sensoriales: vista, oído, gusto, olfato, gusto y tacto y tampoco tienen una laringe para emitir sonidos que se puedan escuchar en el plano físico. Sin embargo, posee sentidos espirituales que son semejantes, pero mas eficientes a los que posee el hombre físico y otros que son incluso superiores. Es importante agregar que los espíritus son entidades con una elevada inteligencia a nivel conceptual y esta caracteristica les permite captar y tramitir información y conocimiento de manera telepática al hombre que se encuentra en el plano físico y comunicarse, también, con otros espiritus que se encuentran en diversos planos supra-físico de vibración espiritual. Finalmente se debe tener en cuenta que ningún espíritu tiene capacidad para manifestarse, proyectarse, hacerse sentir, ejecutar alguna acción o fenomeno físico directo en el plano o mundo material.

VOLVER.